Mindfulness: el encuentro con tus emociones y su relación con la salud

Vivimos en un mundo tan ocupado… Doblas la ropa mientras mantienes un ojo en los niños y otro en la televisión. Planificas el día, mientras escuchabas la radio y estás yendo a trabajar. Planificas el fin de semana mientras estás trabajando. ¿Pero realmente estamos haciendo algo de todo eso?… quizá sí, pero quizá también sin la atención y el disfrute que merece.

Con las prisas impuestas (auto o heteroimpuestas) para realizar las tareas necesarias, puede que nos estemos perdiendo la conexión con el momento presente; perdiendo lo que estamos haciendo y cómo nos sentimos al hacerlo. ¿Cuántas veces pensamos en si nos sentimos descansados por mañana?, ¿recuerdas haber visto florecer los almendros plantados a pie de la autovía por la que pasas cada mañana?, ¿qué te hizo sentir la canción que pusieron en la radio mientras conducías?

mindfulnessEl mindfulness (puede entenderse como atención y conciencia plena)  pretende que la persona se centre en el momento presente de un modo activo, procurando no interferir ni valorar lo que se siente o se percibe en cada momento. Es una experiencia meramente contemplativa, se trata de observar sin valorar, aceptando la experiencia tal y como se da. Viene a plantear, por tanto, un empeño en centrarse en el momento presente de forma activa y reflexiva. Una opción por vivir lo que acontece en el momento actual, el aquí y el ahora.

El mindfulness está siendo examinado científicamente y se ha encontrado que puede ser un elemento clave de la felicidad.

Raíces antiguas, aplicaciones modernas

La práctica de la atención plena, tiene sus raíces en el budismo, pero la mayoría de las religiones incluyen algún tipo de oración o una técnica de meditación que ayuda a cambiar tus pensamientos de sus preocupaciones habituales hacia una apreciación del momento y una perspectiva más amplia de la vida.

El profesor Jon Kabat-Zinn, (fundador y ex director de la Clínica para Reducción del Estrés y el Centro de Mindfulness en Medicina, Cuidado de Salud, y Sociedad, en la escuela de Medicina de la Universidad de Massachusett) contribuyó a difundir el uso de la práctica de la atención plena en la medicina convencional y ha demostrado que la práctica de la atención puede traer consigo mejoras en los síntomas físicos y psicológicos como así como cambios positivos en las actitudes y conductas de salud.

La atención plena mejora el bienestar

El aumento de su capacidad de atención conlleva otras muchas actitudes que contribuyen a una vida satisfactoria.

Ser consciente hace más fácil disfrutar de los placeres de la vida a medida que ocurren, ayuda a participar plenamente en las actividades y da una mayor capacidad de respuesta para hacer frente a eventos adversos.

Al centrarse en el aquí y ahora, muchas personas que practican mindfulness encuentran que tienen menos probabilidades de quedar atrapados en las preocupaciones sobre el futuro ni remordimientos por el pasado, están menos preocupados por las preocupaciones sobre el éxito y la autoestima, y son más capaces para establecer relaciones profundas con los demás.

La atención plena mejora la salud física

Si un mayor bienestar no es un incentivo suficiente, quizá la mejora de la salud física lo sea.

Los científicos han descubierto los beneficios de las técnicas de mindfulness para mejorar la salud física de diferentes maneras.

Beneficios del mindfulness aplicado a problemas de salud:

  • Físicos:
    • Aprender a respirar mejor.
    • Aprender a relajar cuerpo y mente.
    • Aumentar la flexibilidad corporal.
    • Regular la presión arterial.
    • Influir en el sistema inmunitario: atenuación de la secreción de la hormona cortisol (efecto inmunodepresor) como respuesta al estrés.
    • Mejorar la calidad del sueño.
    • Mejorar los hábitos alimentarios.
    • Recargar energías del propio cuerpo.
    • Reducir el malestar psicológico (ansiedad, depresión, hostilidad, somatización).
  • Globales:
    • Desarrollar una actitud de responsabilidad en el cuidado de la propia salud.
    • Ver el dolor de otra manera.
    • Disminuir las visitas médicas no programadas.
    • Disminuir el abuso de medicación.
    • Ayudar a marcarse metas más realistas.
    • No sumar más sufrimiento añadiéndole rabia u otras emociones al malestar.
    • Aceptar la realidad tal y como es.
    • Centrar la atención en otras cosas positivas que también están sucediendo mientras tanto.
    • Fortalecerse ante la adversidad.

Técnicas

Hay más de una manera de practicar la atención plena, pero el objetivo de cualquiera de ellas es lograr un estado de relajación alerta, centrado deliberadamente prestar atención a los pensamientos y sensaciones sin juicio. Esto permite a la mente centrarse en el momento presente.

Todas las técnicas mentales son una forma de meditación.

Meditación mindfulness básica:

Siéntese en silencio y concentrarse en su respiración natural o en una palabra o “mantra” que se repite en silencio. Permita que los pensamientos vayan y vengan sin juzgarlos y vuelva a concentrarse en su respiración o mantra.

Atención centrada en las Sensaciones corporales

Céntrese en sensaciones sutiles del cuerpo, como un picor o cosquilleo sin valorarlos, y déjelos pasar. Centre su atención sucesivamente en cada parte de su cuerpo, en una sucesión de pies a cabeza.

Atención centrada en lo Sensorial

Centrese en su percepción de los sonidos, olores, sabores y texturas. Ponga un nombre a las percepciones, sonidos, olores, sabores, texturas y deje que se vayan.

Atención centrada en lo Emocional

Permitase reconocer las emociones que se le presenten, sin juzgarlas. Practique con frecuencia ponerles un nombre: “alegría”, “ira”, “frustración”, “impaciencia”. Acepte sin juzgar su presencia y deje que se vayan.

“Es increíble cuánto se puede averiguar sobre la propia existencia por el mero hecho de prestarle atención y ser profundamente consciente de las experiencias que se viven. Lo que los sabios han afirmado durante siglos es cierto: el mundo está ahí; lo único que tenemos que hacer es vaciar nuestras mentes y abrirnos para percibirlo” (Stevens, 1999)

Fuentes:

http://www.cop.es/infocop/vernumero.asp?id=1480

http://www.helpguide.org/harvard/mindfulness.htm

http://medicablogs.diariomedico.com/reflepsiones/2009/03/07/%C2%BFque-es-el-mindfulness/

http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=1340

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s