Emociónate y Recordarás

Cada recuerdo tiene su sabor; unos saben a alegría, otros a tristeza y otros a orgullo o a desprecio. Los recuerdos emocionalmente neutros permanecen menos tiempo en la memoria y participan menos en el proceso constante de construcción de lo que somos.

Esta última semana los medios nos han bombardeado con la pregunta “¿qué estabas haciendo el 11-S cuando viste cómo se desplomaron las torres gemelas?” y probablemente eras capaz de dar una respuesta. Seguro que, incluso aunque hayan pasado años, o décadas, eres capaz de recordar aquel examen tan importante para ti; aquella discusión con aquella amiga que acabó para siempre con esa amistad; el nacimiento de tu/s hijo/s –si se ha producido, claro-; ese primer beso con aquella persona tan significativa en tu vida, el momento de la muerte de una persona querida, de tu mascota…. incluso es posible que seas capaz de recordar dónde estabas, con quién, de reproducir sonidos, escenas, … 

Tales recuerdos se afianzan en la memoria porque definen una parte de nuestra existencia, de lo que somos, la forma en la que nos vemos o nos pensamos a nosotros/as mismos/as.

Que estos recuerdos se fijen de manera tan duradera en nuestra memoria se debe a que llevan asociada una emoción muy intensa.

Nos apoyamos en esos recuerdos para darle forma a nuestra identidad, para definirnos a nosotros/as mismos/as, incluso para tomar decisiones o darle forma a nuestras aspiraciones en la vida. Por tanto, con respecto a la memoria, las emociones pueden actuar a la vez como acelerador y como freno.

Pero la emoción también puede hacernos perder la memoria, como les ocurre, por ejemplo, a los estudiantes o a los actores que se bloquean en el momento de hablar en público o ante un examen.

Otro dato curioso es el revelado por una investigación llevada a cabo en un centro de enfermos de Alzheimer; ésta reveló que la vivencia de la emoción perdura más allá del recuerdo del hecho que la desencadenó. Una simple visita o llamada telefónica de los miembros de la familia tenía una influencia positiva persistente en la felicidad de un paciente, a pesar de que el paciente podía rápidamente olvidar la visita o llamada telefónica.

Por otra parte, también se ha comprobado que las emociones actúan como un filtro de los recuerdos. Vienen con más facilidad a nuestra memoria algunos recuerdos y no otros en función de nuestro estado de ánimo. Por ejemplo, en personas con depresión o con fobia social, es muy frecuente que sólo recuerden momentos penosos, de alguna catástrofe, de algún fracaso,… de manera que se reafirman en su tristeza o en su miedo.

La aplicación de estas conclusiones, como imaginaréis son muchas y variadas…

  • la educación: si un/a docente es capaz de explicar conceptos suscitando emociones –del tipo que sean- es más probables que los contenidos se fijen mejor.
  • la publicidad: la publicidad que provoca reacciones emocionales intensas es la más efectiva, en términos de comportamientos de consumo.
  • el éxito laboral: yendo un poco más allá, puedo utilizar esta relación emoción-memoria en una entrevista de trabajo (si los rostros sonrientes se memorizan mejor que los neutros o serios, quizá sea bueno que el seleccionador me tenga en su memoria)
  • la psicoterapia
  • la adhesión de los pacientes a los tratamientos crónicos: evocando emociones positivas ante el tratamiento, el profesional puede incrementar la capacidad de recuerdo.

Fuentes:

http://www.macalester.edu/psychology/whathap/ubnrp/audition/site/emotion%20in%20learning%20and%20memory.htm
Van der Linden y D´Argembeau (2010) Las Emociones, cemento del recuerdo. Mente y Cerebro.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s