“Aunque somos nuestro propio tiempo, a veces somos el tiempo de otros y otros son nuestro tiempo” (Doménico C. Estrada)


Vivimos deprisa, vamos demasiado deprisa, sin darnos cuenta de qué necesitamos, no nos paramos a pensar en ello, y creemos que no podemos concedernos tiempo a nosotros/as mismos/as.
Esto me hace pensar en las palabras de Joaquín Argente. En cómo uno mismo puede ponerse trabas para conseguir lo que una/o necesita, en cómo una/o va dejando de tener en cuenta -por falta de tiempo- la necesidad básica de respetarse, de autocuidarse, de no ir más allá de dónde una/o puede, quiere y elige conscientemente ir.
Me doy permiso para
volverme atrás
y cancelar cualquier compromiso
que haya adquirido.

Naturalmente, siguiendo
una pauta interior de equilibrio
y no dando vuelcos
de una elección a otra.

Decido darme la posibilidad
de cancelar compromisos
que con frecuencia he ido aceptando
y acumulando por presiones
y que luego no puedo cumplir
porque son excesivos.

Me doy permiso
para no autoesclavizarme
con esos compromismos y me desdigo
de ellos sin sentirme mal
ni culpable.

Decido no asumir más
compromisos
que los que mi cuerpo y mi mente
puedan llevar con ligereza. 

¿Y tú, qué necesitas?

Quizás al leer te sientas identificado/a con las palabras del autor… o quizá no… En ese caso … ¿Para qué necesitas tú darte permiso?, ¿cómo terminarías tú la frase “Me doy permiso para …”?.

Y si te sientes identificada/o, párate y piensa…

  • ¿Qué está pasando que hace que necesites darte permiso para dejar de adquirir más compromisos de los que puedes y quieres asumir?.
  • ¿Para qué adquieres esos compromisos “de más” con los que realmente te sobrecargas?. ¿Qué te está aportando esta decisión?.
  • ¿Qué evitas al decir “Sí” a estos compromisos adquiridos y no decir “No” a ellos?.
  • ¿Qué necesidad estás satisfacciendo al decir SÍ a comprometerte en exceso?. ¿Qué necesidad/es estás dejando de lado cuando no puedes decir NO aún necesitándolo?.
  • ¿Cómo te sientes cuando dices Sí, tras Sí, tras Sí … aún queriendo decir NO?.

“Tengo 40 años: no perderé ni uno más en tratar de ser perfecto. Sea humilde y estará orgulloso de no tener que demostrar nada a nadie” (Tal Ben Shahar)

Fuente:
http://gestaltmar.blogspot.com/2012_02_01_archive.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s